Una sorpresa del destino

1010455_10153008343740574_577681142_n

Jamás pensé que el destino me guardaría su mejor suerte,

por que cruzarte en mi camino, y el poder tenerte,

es algo que jamás podré pagar con dinero,

ni con todo el del mundo entero.

Tú llegada, pese a ser tardía,

fue para mi muy esperada,

noche tras noche rezaba en silencio,

y pedía a Dios que trajera a mi enamorada.

¡Y por fin has llegado!, alegrando a este corazón,

que al verte todos los días, tan bella, pierde la razón.

Te daré todo lo que desees, todo lo que necesites y anheles,

por que de todas las mujeres la más bella tu eres.

La alegría que me provocas no puede compararse a nada,

tan solo a celebrar el amor, la pasión, de que de mi estés enamorada.

Mi deseo convertido en realidad, y juntos estaremos para la posteridad.

 

 

Un pensamiento en “Una sorpresa del destino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *