Una simple casualidad

enamorados2

Una simple casualidad hizo que llegaras a mi vida,

y desde ese día conozco bien la palabra alegría,

por que no hay mayor gozo que tenerme a mi lado,

besarte, acariciarte, amarte, como loco enamorado.

Llegaste un día de lluvia, cuando todo era un desastre,

con tus mirada cristalina, a los ojos me miraste,

y con tan solo dos palabras me enamoraste.

Cuando el destino juega al amor, saber por donde empezar,

ese destino astuto que quiso que ese día nos fuéramos a cruzar,

para comenzar un amor único, que jamás podré olvidar.

Doy gracias a la vida por que a tu lado me supo llevar,

para de este amor tan puro poder disfrutar,

y cada día con mayor deleite tus suaves labios besar.

Mi amada, nunca me abandones por que tus ojos se llevan mi corazón,

un recuerdo sublime que recordaré sin pedir perdón.

Un pensamiento en “Una simple casualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *