No me enseñaste

no me enseñasteMe enseñaste a vivir con cada beso tuyo,

pero no me enseñaste

a vivir sin ellos.

Me enseñaste a mirar al cielo y agradecer,

pero no me enseñaste

a salir de este infierno que vivo porque ya no estás.

Me enseñaste a llorar de felicidad,

pero no me enseñaste,

a guardar las lágrimas cuando ya no estés.

Me enseñaste a valorar los recuerdos,

pero no me enseñaste,

a olvidar los recuerdos que en común tenemos.

Me enseñaste a amar con el corazón,

pero no me enseñaste,

como sacar este amor de mi corazón.

Me enseñaste tanto y ahora me haces tanta falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *