La sublimidad del amor

Tu preguntas y yo trato de responder,

mis labios dicen palabras dulces,

para tus sentimientos corresponder.

Dicen que las fantasías grandes,

no siempre se hacen realidad,

pero mi amor, te pido que sueñes alto,

por que el mundo daré si hace falta

a tus ojos de color cobalto.

 

Pídeme el mundo entero,

que yo te lo daré.

Todo el oro, los diamantes,

si hace falta la luna robaré.

Por que mi corazón es todo tuyo,

te pertenece por ley,

no hay subterfugios, ya no huyo,

el amor es mi rey.

Y tú, serás mi única reina,

la más pura, bella y amada,

por que no hay nada como tu,

nada puede compararse,

a tu belleza estrellada.

Eres el amor de mi vida,

la más deseada,

la más amada,

no hay nadie como tu,

ni que te merezca,

tan solo yo puedo darte,

todo el amor que te mereces.

Nuestro corazón es solo uno,

cuídalo, por que es tuyo,

mil castillos construiré,

y de oro te cubriré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *