Juntos y de la mano

Esta tarde es un día muy especial,

por que como si nada importara,

podré volver a estar contigo,

Con tus manos a mi abrigo.

No puedo esperar más,

el reloj va muy despacio,

y es que sufro mucho,

cuando tu voz no escucho.

Los minutos pasan,

el reloj me traiciona,

el tiempo me provoca,

y quiero poder besar tu boca.

El momento ya llega,

puedo verte de lejos,

ven conmigo, de la mano

y ya nada será en vano.

Por fin estas a mi lado,

tomo tu pequeña mano,

puedo sentir tu calor,

nunca jamás me sueltes,

por que eterno sera mi amor.

Veo tu sonrisa, blanca y brillante,

luciendo preciosa a mi lado.

Cuando te miro día a día:

se que estoy enamorado.

Nuestro amor, arderá,

como un fuego para siempre.

No olvides nunca,

el corazón no miente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *