He pecado

69

Confieso que he pecado, padre

por que la mujer más bella me he enamorado

su belleza, sus manos, sus besos, me tienen obsesionado.

no puedo vivir pensando en que ella me ha olvidado,

y mi corazón sin remordimientos me ha quitado.

¿Que puedo hacer ahora sin sus caricias?

no puedo pensar en otras delicias.

Me sumo en las lágrimas y me dejo llevar,

ahogado en el mar de tristeza por en ella pensar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *