Eres un ángel

La primera vez que con mis ojos te vi,

no podía creer que tanta belleza fuera cierta,

y sin más, mi alma por ti pedí.

Lo que más embruja de ti no es solo tu hermosura,

si no que despiertas en mi,

la más profunda ternura.

Las palabras se estancaban en mi garganta,

no podía reunir el valor suficiente para hablarte,

y cuando menos lo esperaba lo conseguí,

y una cita contigo a solas, te pedí.

Los segundos parecían no pasar,

el reloj se quedo quieto, hasta que tus labios dijeron “sí”,

y el hombre más feliz de la tierra en ese instante fui.

Jamás imaginaría todo lo que entonces pasó,

la más pura confianza entre nosotros creció,

y mi alma a tu risa, para siempre perteneció.

Nuestro amor durará más allá que cualquiera,

por que a tu lado estaré siempre,

toda mi vida entera.

 

 

Un pensamiento en “Eres un ángel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *