Desde el Edén

Historias-de-Amor

Si fuera Dios, y osara mirar a la tierra,

jamás encontraría, por mucho que buscara

una persona que más que yo,

estuviera enamorada.

Tras tan larga espera, tantos años,

mi amada ha venido a mi,

para recorrer la vida juntos.

En mi boca, la mejor sonrisa que jamás vi.

Me siento tan afortunado, tanto me sonríe la suerte,

que ni por un solo segundo más,

puedo esperar para volver a verte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *