Corazón partido

corazon partido

Tal cual como un preso que cumple una condena, en la pared de mi celda marco con palitos los días de tu ausencia. Es difícil sacar de mi cuerpo tu amor, después de tanto sufrimiento como veneno invadiste todo mi corazón.

Dicen que e l amor se cura con el tiempo, espero que mi fecha de vencimiento sea pronta, para dejar de llorarte cada noche. Mi almohada es testigo de cuanta lágrima he derramado por ti. Tu partida ha roto mi corazón en mil pedacitos, a pesar de eso cada uno de ellos te sigue amando. Las heridas sanaran pero no creo que el amor por ti se disuelva, siento que se transforma en otra clase de querer en donde la resignación de haber sido tu amor me ayudará a seguir adelante.

Las cuerdas de mi violín, solo conocen notas musicales tristes, melodías que achican el corazón. Cada canción que toco es solo para recor4darte. Con cada nota un poco de melancolía me llena.

Llevo mucha pena guardada, cada centímetro de mis ser con tu ausencia delira, pero mas allá del dolor yo se que existe el perdón, de que algún día te entregaré a pesar de tu desdén.

En la soledad de mi habitación, pasan los días sin sazón. Encuentro en cada rincón el motivo exacto par no dejarte de pensar.

Muchas veces me he preguntado ¿He entregado todo mi amor a la persona equivocada? Entonces ¿Por qué siento tanto dolor? Es la renuncia a tu querer lo que me lleva a vivir sin ti.

Algún día encontrarás al amor que deseas, al hombre que te llene de dicha. Espero vida mía que no sea tarde para entender que no hay otro hombre, más que yo, en este mundo con tanto querer.

Un pensamiento en “Corazón partido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *