Astillas en mi corazón

55

De todas las mujeres, tuve que enamorarme de la más despiadada,

jugaste conmigo, diciendo de mi estar enamorada.

Todo te entregué, te prometí amor más que eterno,

y lo que me devuelves es el propio infierno.

Has clavado mil astillas en mi corazón,

no hay nada que hacer ya,

por amor he perdido la razón,

el dolor se apodera de todo lo que sentí,

y del sentimiento y el hombre que por ti fui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *